Presentamos un fragmento del Seminario en curso en la actualidad “Enfermedad de Alzheimer y otras demencias, la epidemia del siglo XXI”, coordinado por la Dra. Eliana Roldán Gerschcovich y la Lic. Valeria Casal Passion, directora de la Red de Salud enLazos, acompañados por A.L.M.A. (Asociación de Lucha contra el Mal de Alzheimer y Alteraciones semejantes de la República Argentina).


De Eliana Roldán Gerschcovich.

Nuestra población es cada vez más longeva y este es el principal factor de riesgo de la enfermedad de Alzheimer, con una prevalencia del 42% a los 82 años. Otros factores de riesgo no modificables incluyen el sexo femenino, los antecedentes familiares positivos y la presencia del alelo de la apolipoproteína E ε4.
Estudios sobre agentes farmacológicos modificadores de la enfermedad no han tenido éxito, aunque se están llevando a cabo varios ensayos nuevos y la investigación continúa. Por lo tanto, las estrategias de prevención son esenciales y ahora se ven facilitadas por los avances en los criterios de diagnóstico, el desarrollo de biomarcadores y una mayor comprensión de los fundamentos biofisiológicos de la EA.
La prevención de los factores de riesgo debe tener como objetivo la diabetes mellitus y la resistencia a la insulina, la obesidad, el síndrome metabólico, la hipercolesterolemia, la enfermedad cerebrovascular, la depresión, el estrés psicológico y fisiológico, la lesión cerebral traumática, los trastornos del sueño, el hábito de fumar, el abuso de alcohol, la hipertensión arterial, la insuficiencia renal, el consumo de alcohol y tabaco, la enfermedad coronaria, el estilo de vida sedentario y dieta. Estos factores de riesgo potencialmente modificables, cuando se combinan, representan más del 50% del riesgo de AD, según los estudios observacionales, y muchos de estos factores de riesgo no parecen afectar a las proteínas amiloides o tau.
También existen varios ensayos farmacológicos de las terapias antiamiloides en curso.
Los factores modificables que parecen proteger contra la enfermedad de Alzheimer incluyen la reserva cognitiva y la actividad intelectual, el logro educativo y el aprendizaje a lo largo de toda la vida, las actividades cognitivas de ocio, la actividad física y el ejercicio, el compromiso social, las actividades de atención plena y bienestar, el optimismo y el propósito en la vida, la dieta saludable y el consumo de omega-…
Según el tipo de ejercicio y su intensidad, la actividad física puede reducir el riesgo de AD hasta en un 65%. Los mecanismos subyacentes pueden incluir reducción de la enfermedad de los vasos sanguíneos, mejor función pulmonar, aumento de la supervivencia celular y efectos antiinflamatorios.
Hasta el 30% de la EA se puede prevenir con opciones de estilo de vida bien equilibradas y saludables, que incluyen ejercicio regular, compromiso social y una dieta saludable que incluya porciones recomendadas de frutas y verduras frescas, granos enteros y proteínas magras, y evitar los alimentos procesados.
Aunque no existen explicaciones claras sobre por qué algunas personas y no otras desarrollan la AD a medida que envejecen, los factores de riesgo conocidos pueden ayudar a prevenir la enfermedad…Las investigaciones futuras sobre la prevención de la enfermedad de Alzheimer deben concentrarse en personas con mayor riesgo debido a vulnerabilidades genéticas u otras, y en un mejor manejo de las condiciones de salud crónicas y las opciones de estilo de vida.
Varias vías diferentes pueden desencadenar la EA, lo que sugiere que varias estrategias diferentes pueden prevenir. Incluso si son ineficaces, estas estrategias de precisión pueden reducir las comorbilidades y, por lo tanto, aumentar sustancialmente la probabilidad de que las terapias específicas de amiloide o tau sean efectivas. El curso generalmente lento y progresivo de la AD sugiere que los enfoques específicos para cada paciente pueden tener la oportunidad de ser efectivos.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios